domingo, 21 de abril de 2013

Traicionando la amistad

Confía en mi
para qué yo, te pueda apuñalar...

Únicos amigos en la isla...
confianzas sin límite, 
negociando, unos linces,
equipo de elite. 

Adelante con todo
que no existe meta
a ver quién nos sujeta
no te preocupes por nada
aquí estoy yo para dar la cara. 

Hoy tengo ganas de llorar
aquí tienes mi hombro
sobre él, te puedes echar,
sabes que en mí, puedes confiar.  

Ya sé que ahora me puedes pedir mi vida,
que ya, sin duda, la tienes comprada,
con plena confianza en ti,confía en mí, 
ya me puedes apuñalar porla espalda. 

A traición, parece que no te importe el dolor. 

Tu falta de amistad me duele más
que los mil puñales que me puedas
clavar,
esto ya no es amistad de verdad,
es egoísmo por trepar
a costa de mi amistad. 

Suerte en la vida amigo. 


8 comentarios:

  1. Buen poema, me ha gustado mucho, lo que siento es si ha pasado así... Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las personas acostumbramos a ser imprevisibles... y algunos incluso traicioneros... pero bueno ya ha pasado el tiempo... 3 años curan casi cualquier herida.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hay amistades que creemos verdaderas y al final no son mas que polvo...
    Lo importante es darse cuenta.
    Muy bueno amigo, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay un dicho que dice: "se puede confiar en las malas personas, nunca cambian"

    La experiencia hace camino de vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añadiré algo mas que en su día publiqué en mi blog http://poetaporvida.blogspot.com.es/2013/04/libre.html

      Eliminar
  5. Hola amigo, buen poema,a quien en la vida no le ha pasado esto, lo importante es saber que no todas las personas son asi y comprender que nunca realmente fue nuestro amigo. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Es muy triste descubrir que nuestros amigos no son verdaderos amigos. Me gusto mucho tu poema! Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Por el camino siempre nos encontramos a alguien así, pero lo más importante es dar un portazo para no dejar entrar a personas que no nos merecen...y sentirte orgulloso de ti mismo, porque tu jamás harías lo mismo...¡ una abrazo y a vivir intensamente y con el corazón en la mano..!

    ResponderEliminar